• UN VINO CON HISTORIA

    Vinícola de Tomelloso nace en 1986 con el objetivo de elaborar vino embotellado de alta calidad. Para ello, en 1989 acometen las obras de una nueva bodega incorporando la tecnología más puntera; y, emprenden un proyecto de reestructuración de viñedo, introduciendo nuevas variedades como la uva Macabeo, entre muchas otras.

    Esta uva dio origen en 1991 al primer vino embotellado de la bodega: AÑIL. Este vino blanco supuso un nuevo concepto en la región, una revolución, que en poco tiempo se convirtió en uno de los vinos más vendidos de La Mancha.

    Su nombre es un homenaje al color característico de nuestra tierra, tan presente en las fachadas de las típicas construcciones manchegas, tradicionalmente pintadas de blanco y añil. Además, también significa el logro de un objetivo complicado tras grandes esfuerzos y nuestro vino es el resultado positivo de un proyecto valiente, no libre de obstáculos en el camino.

    Reconocido en los principales concursos internacionales, hoy sigue siendo uno de nuestros vinos más vendidos y su marca es buque insignia de la bodega.